20 de octubre de 2012

Juegos que terminan por destrozarte.

De un día para otro, me dices, punto y final, aquí acaba esto. ¿Y qué se supone que tengo que hacer yo? ¿Qué coño hay que hacer cuando pierdes a la persona que más querías y es imposible de reemplazar? ¿Hago como si nunca te hubiera conocido? ¿Ya no te vuelvo a hablar más? ¿Borro tu número de teléfono? ¿Cojo algodón y alcohol, y me dedico la tarde entera a borrar nuestro número de todos los libros escritos con permanente? ¿Elimino de mi reproductor, todas las putas canciones que me recuerdan a ti? ¿Quito de mis películas favoritas, la que 'vimos' juntos, para tener que volver a verla nunca más? ¿Quito de mis fondos de pantalla todas tus fotos? ¿Paso de página sin más? ¿Me miro al espejo y sonrío?  ¿Me seco las lágrimas y saco una sonrisa, como si nada hubiera pasado? ¿Me fijo en otros chicos y no pienso en ti? ¿Me tomo una pastilla que me vuelve amnésica para no tener que volver a sentir esto que siento? ¿Borro tu nombre de mi pared? ¿O borro tu nombre de mi corazón? ¿Borro todos los sms? ¿Las conversaciones? ¿Las promesas incumplidas? ¿Borro todos los momentos que recuerdo contigo? ¿Qué hago con tus 'te quiero', guardados en mi mente? ¿Qué hago con tu voz escondida en mi corazón? ¿Y con tu sonrisa que me iluminaba? ¿Y con tu imagen de mi pensamiento? ¿Quito del calendario el día en el que te conocí? ¿Le digo a todos que toda está bien y que volveré a sonreír? DIME, QUE COJONES HAGO. DÍMELO, PORQUE YO ESTOY PERDIDA EN UN OCÉANO DE LÁGRIMAS. 
Intento no pensar en la última frase de nuestra despedida. Pero lo hago. Nadie tiene ni puta idea de lo que me duele. Siento que para ti no es duro y a mi eso, me destroza más.  Me gustaría odiarte, en realidad. Pero sé que sería incapaz de hacer eso. Nunca lo he hecho, no lo voy a hacer. ¿Quién es la que ahora está tirada en el suelo llorando y tiene pesadillas? Soy yo, no tú. Ya no pido que regreses, ni que vuelvas a mi vida sin más, sin ningún sentido. Tampoco quiero la lástima de nadie. Simplemente, tenías que haber pensando un poco más en mi. Te he intentado dar lo mejor de mi, a cada segundo. Te quería dar todo y supongo, que de tanto que te intentaba demostrar, no he hecho nada. O al menos, lo he hecho como el puto culo. Porque ya no te tengo y duele. Duele tanto, que me estoy consumiendo poco a poco. ¿Sabes lo que más me jode? Me jode haberte hecho perder el tiempo. Haberte hecho daño. No haberte dicho todo lo que te tenía que decir. Me jode haberte perdido. Me jode no ser nadie ya, para ti. Me jode no haber sido suficiente.  Me jode que no vaya a escuchar nunca más un te quiero tuyo. Me jode haber sido tan gilipollas. Tan gilipollas, de haber dejado que algo tan bonito, se marchitará. Tenían razón, cuando todo iba mal, no tenía que haber dado de si más esto. Porque hay situaciones que por mucho que las estires,   no estiran. Al revés, se convierten en cosas diminutas que solo se pueden ver con un jodido microscopio. ¿Y sabes? Lo nuestro podía ya ser minúsculo, pero te digo , que mi corazón era la cosa más grande que te había entregado entre toda la mierda. ¿Y sabes otra cosa? Mi corazón rebosa, o mejor dicho, rebosa de amor por ti, pero son frágiles, muy frágiles. Y el mío ya tiene grietas y por las grietas, las cosas se escapan. ¿Entiendes lo qué quiero decir? 
Puede que me vaya, pero eso no quiere decir que desaparezca. Pero hay juegos que duelen y este es uno de ellos. El amor. Porque yo si que lo he sentido por ti. 

No hay comentarios: