25 de marzo de 2012

Tengo sentimientos. Soy humana. Stop bullying.

No soy la chica más inteligente. Y mucho menos soy la chica más guapa de esas que ves por la calle y te quedas embobado. Que va. Tengo miles de defectos y pocas virtudes. Lloro más de lo que cualquier puede pensar y soy torpe y patosa. Pero ¿quién dijo que todos teníamos que ser perfectos? Yo no lo soy. Pero eso no te da derecho a insultarme. Y mucho menos a hacerme sentir inferior que todos los demás. Nadie sabe lo que es tener que ir todos los putos días a ese lugar donde la gente solo sabe despreciarte y reírse de ti. ¿Qué tal una dosis de respeto? Creo que la necesitáis, urgentemente. Lo peor es que la gente a las cuales creías que eran tus amigos te decepcionan siendo como los demás. Y todo empieza por mis gustos musicales. Lo siento de verdad, pero no lo entiendo. Y lo que yo lloro y sufro no se lo deseo ni a la más zorra de todas. Y a mi mente solo pueden llegar palabras y actos que han marcado mi vida. La persona más importante para mi, me dice que siempre seré el amor de su vida, pero que no podemos estar juntos porque somos muy diferentes. Las que consideraba mis mejores amigas, ahora me dicen que es mejor que estemos separadas que juntas tenemos muchos problemas. Todo son excusas baratas. Si tu amor por mi fuera tan grande como dices, no importaría que fuéramos diferentes, lo superaríamos, juntos. Pero preferiste mentirme. Y hacer más daño. Al igual que si nuestra amistad fuera la mejor como vosotras decís podríamos superar esos baches que tenemos. Porque de eso tratan las amistades. 
Ahora solo me queda esperar a que algún día se den cuenta de todas las lágrimas que derrame por ellos. Y también, intentar encontrar la felicidad dentro de ese oscuro pozo.

No hay comentarios: