26 de marzo de 2012

Atentamente la chica que solo quería que sonrieras.

A veces los perdones no son suficientes comparado con todo lo sufrido. Un 'perdóname, te echo de menos', tampoco cura todas las heridas sin sanar aún, que te hicieron. Un 'no llores más, me mata verte así' no hace que por tus mejillas no caiga agua salada de tus ojos. Porque.. ¿no pisoteó mi corazón cuando más amor necesitaba? Sí. ¿Y existe algo peor que te dejen tirada cuando estás en una horrible parte de tu vida? No.
Anoche mientras miraba las estrellas de mi techo, esas que me pegaste después de tu viaje, comprendí que no vale la pena intentar olvidarte. Porque sé que no lo conseguiré. Los primeros amores no se olvidan, solo se aprende a vivir sin ellos. Ahora me dices que ya no te quiero, no cariño.. te quiero y siempre lo haré, solo que te lo deje de demostrar. Porque cada vez que lo hacía tu solo escupías en ellos, en mis sentimientos. Y dolía. Y lo siento, pero no quiero sufrir más y menos por ti. Y puede que un día te perdone, pero nunca olvidaré lo que me hiciste. Ahora quiero que me escuches atentamente, es la última cosa que te pido...te quiero decir que cada vez que pienses en mi, no pienses en esa chica que no dejaba de llorar y que te insultaba por teléfono después de tu ida, piensa en esa chica que pase el tiempo que pase, será esa idiota que te siga queriendo. 

No hay comentarios: